SLA: Service level agreement

Un acuerdo de nivel de servicio (SLA, por sus siglas en inglés) es un contrato entre un proveedor de servicios y un cliente que establece los términos y condiciones del servicio que se va a prestar. El objetivo de un SLA es garantizar que el servicio cumplirá con ciertos estándares de calidad y disponibilidad, y que cualquier problema o incumplimiento será tratado de manera eficiente.

Los SLA suelen especificar los siguientes aspectos:

 

Solicita que
te contactemos

Solicita una llamada de parte de nuestro staff, te contactaremos “As Soon As Posible”

    ¿Cuánto es 1 + 3 ?

    • Disponibilidad: el porcentaje de tiempo durante el cual el servicio estará disponible y funcionando correctamente.
    • Tiempo de respuesta: el tiempo que tardará el proveedor en responder a una solicitud de soporte o resolver un problema.
    • Tiempo de resolución: el tiempo que tardará el proveedor en resolver un problema una vez que ha sido notificado.
    • Penalidades: las consecuencias financieras que el proveedor deberá pagar en caso de incumplimiento del SLA.

    Los SLA son comunes en servicios como hosting web, alojamiento en la nube, servicios de telecomunicaciones y servicios de software. Los clientes pueden utilizar los SLA para medir el rendimiento del proveedor y tomar decisiones informadas sobre la continuidad del servicio. Por otro lado, los proveedores utilizan los SLA para garantizar la calidad del servicio y asegurar la satisfacción del cliente.

    En conclusión, un acuerdo de nivel de servicio es un contrato entre un proveedor y un cliente que establece los términos y condiciones del servicio y garantiza que el servicio cumplirá con ciertos estándares de calidad y disponibilidad. Es importante para medir el rendimiento del proveedor y tomar decisiones informadas sobre la continuidad del servicio.